Previsión de cambios en las obligaciones fiscales del primer trimestre de 2020

Desde nuestro Consejo General del Colegio de Economistas veníamos reclamando reiteradamente que el Gobierno cambiase las obligaciones fiscales que vencían el próximo día 20 de Abril, correspondiente al Primer Trimestre de 2020, puesto que la prórroga del Estado de Alarma provocara serios problemas para que estuviese la documentación fiscal recopilada y elaborada por parte de nuestros clientes, y que a su vez llegase a nuestras oficinas para poder procesarla, pero estos días nos llevamos una nueva decepción porque el Consejo de Ministros no aprobó las medidas tributarias que venimos solicitando, como la ampliación del plazo de autoliquidaciones, la posibilidad de modificar la opción en el cálculo del pago fraccionado de Sociedades o la reducción del pago fraccionado para los módulos.

Sin embargo, nos alegramos del anuncio que hizo la ministra de que los órganos administrativos están trabajando en ese sentido y de que, finalmente, los cambios se aprobarán en el Consejo de Ministros del martes 14 de abril.

Obligación de llevanza de la contabilidad de los productos objeto de los Impuestos Especiales de Fabricación

Le informamos de que el pasado día 5 se ha publicado la Orden HAC/998/2019 por la que se regula el cumplimiento de la obligación de llevanza de la contabilidad de los productos objeto de los IIEE de Fabricación, con entrada en vigor el 1 de enero de 2020.

El artículo 50 del Reglamento de los IIEE determina la obligación de los establecimientos afectados por la normativa de los IIEE de Fabricación de llevar una contabilidad de los productos objeto de dichos impuestos y de las materias primas utilizadas para su obtención.

Si se trata de fábricas, depósitos fiscales, depósitos de recepción, almacenes fiscales y fábricas de vinagre, el cumplimiento de esta obligación se debe realizar mediante un sistema contable en soporte informático, a través de la Sede electrónica de la AEAT, con el suministro electrónico de los asientos contables en la referida Sede, aunque existe la posibilidad de que la oficina gestora autorice, a los elaboradores de vino y bebidas fermentadas, con un volumen de producción anual que no supere los 100.000 litros y a los destiladores artesanales, a que cumplimenten la contabilidad en soporte papel.

Los demás establecimientos afectados por la normativa de estos Impuestos Especiales de Fabricación podrán llevar la contabilidad con soporte informático o con libros foliados en soporte papel y, por lo tanto, no están obligados a llevarla en la Sede Electrónica de la AEAT pero pueden elegir hacerlo así.

El nuevo sistema de llevanza de la contabilidad exonera de la presentación de las declaraciones de operaciones.

La citada Orden determina las condiciones, plazos (el suministro electrónico se ha de realizar en las 24 horas hábiles siguientes al momento de producirse el movimiento, operación o proceso objeto del asiento -aunque los asientos del primer semestre de 2020 se podrían hacer del 1 de julio a 30 de septiembre y, en ese año, el plazo será de 8 días hábiles), procedimientos para la llevanza de la contabilidad de estos productos y las especificaciones para el suministro a través de la Sede Electrónica de la AEAT de los asientos contables.

Asimismo, para los no obligados, se regula el ejercicio y renuncia a la opción para la llevanza de contabilidad en la Sede Electrónica.

Se mantiene el límite de 250.000 euros

Fuente: www.20minutos.es

• El Gobierno no toca los umbrales que delimitan el método de estimación objetiva.
• Tanto en el IRPF y en el Régimen Especial Simplificado y el Régimen Especial de la Agricultura, Ganadería y Pesca en el IVA.

El umbral máximo de facturación a tributar por el régimen de módulos de los autónomos en el IRPF se mantiene en 250.000 euros para el año 2018, el mismo tope que en el ejercicio 2017. El Consejo de Ministros, que aprobó un decreto ley por el que se prorrogan y aprueban diversas medidas tributarias y otras medidas urgentes en materia social, descartó finalmente la bajada de este límite.

En concreto, para 2018 mantiene los umbrales que delimitan el método de estimación objetiva en el IRPF y en el Régimen Especial Simplificado y el Régimen Especial de la Agricultura, Ganadería y Pesca en el IVA, al igual que en los ejercicios 2016 y 2017.

Así, se prorrogan los límites que estaban vigentes hasta ahora: para el volumen de rendimientos íntegros, se mantiene en 250.000 euros; los ingresos procedentes de facturas emitidas a otros empresarios, profesionales o personas jurídicas, en 125.000 euros; y el volumen de compras, en 250.000 euros. Asimismo, en cuanto al plazo de renuncia, que habitualmente es durante el mes de diciembre del ejercicio anterior a la entrada en vigor, se establece que será de un mes a partir del día siguiente al de la publicación del decreto ley.

De esta forma, se atiende una de las peticiones que venían realizando las organizaciones de autónomos y se evita que unos 100.000 autónomos queden fuera de este sistema de declaración objetiva de forma automática, según cálculos de UPTA, que venía reclamando que el Gobierno aprobase el decreto ley para prorrogar el tope para el régimen de módulos de los autónomos al menos un año más.

UPTA recuerda que el Régimen de Módulos afecta especialmente al sector del transporte de mercancías, sector que emite facturas habitualmente a empresas y que tienen muchos gastos vinculados a la actividad, especialmente el coste del combustible y del mantenimiento de los vehículos.

Por su parte, la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos-ATA, asegura que mantener los límites de facturación por módulos ayudará a más de 450.000 autónomos a permanecer en este tipo de tributación fiscal. Según ATA, de los 3,2 millones de autónomos, 1,5 millones lo hacen mediante la estimación directa, más de 450.000 por el sistema de módulos y el resto como sociedades.